Prevenir el estrés laboral es posible siguiendo estos tips.

Caos en el tránsito, presión para entregar la carga en el plazo acordado, largos periodos lejos de la familia y los amigos, y sobrecarga de trabajo son algunos de los desafíos que enfrentan los camioneros día a día. 

Como resultado de estas condiciones de trabajo, muchos transportistas sufren estrés laboral y su salud se resiente, existiendo el riesgo de aparecer enfermedades profesionales serias. ¿Es tu caso?

Tanto si la rutina en la ruta ya comenzó a afectarte, como si aún podés mantener controlada la presión, es importante que implementes medidas para mantenerte saludable y controlar el estrés. Seguí leyendo y enterate qué podés hacer.

Estrés laboral, un enemigo al asecho

Seguramente estás acostumbrado a escuchar sobre este problema que aqueja a muchas personas, pero ¿sabés exactamente qué es el estrés?

Se trata de una reacción que el organismo tiene cuando se enfrenta a situaciones que lo hacen sentir amenazado, frustrado, furioso o nervioso. El estrés se siente en el cuerpo, en el ánimo y en la conducta. Cuando se lo sufre, aparecen síntomas cómo cansancio físico, falta de energía, fatiga, irritabilidad, dificultad para dormir o relajarse, problemas de memoria y de concentración, ansiedad o pensamientos recurrentes, preocupaciones constantes, dolor en el pecho o taquicardia y mal humor.

Según la Organización Mundial de la Salud, en el ámbito de trabajo puede sufrirse estrés cuando las exigencias y presiones superan a las capacidades y conocimientos del trabajador. En contraposición, cuanto mayor es el control que el trabajador tiene sobre la forma en que realiza sus labores y cuanto más participa en las decisiones que atañen a su actividad, el estrés laboral disminuye.

El estrés prolongado genera problemas en la salud física y mental, por eso, es necesario adoptar buenas prácticas para contrarrestar sus efectos negativos y tender a una vida más saludable 

Tips para prevenir (o por lo menos reducir) el estrés laboral

Aunque es prácticamente imposible eliminar por completo el estrés, sí se es posible manejarlo, para mantenerlo a niveles normales para el organismo. Esto se logra aprendiendo a reconocer cuando estás bajo presión excesiva y encontrando las técnicas saludables.

¿Qué hacer?

  • Concentrate en las tareas conseguidas en lugar de las pendientes. Al focalizarte en los objetivos que pudiste cumplir en lugar de los que te faltan, vas a disminuir la presión innecesaria.
  • Tomate el tiempo necesario para comer tranquilo (¡además de elegir alimentos saludables como ya te contamos antes!). En lo posible, respetá el horario de las comidas principales y las colaciones.
  • Hacé pausas para realizar algún tipo de ejercicio, como estirar las piernas, caminar, oxigenarte y cambiar la posición del cuerpo. Estas pequeñas acciones relajan el cuerpo y la mente, dándote la energía que necesitás para seguir.
  • Descansá bien. Aunque pueda ser una meta que a primera instancia parezca muy difícil, con planificación se la puede lograr. Para que el cuerpo se recupere, es necesario dormir entre 7 y 8 horas de corrido.
  • Hablá con tus seres queridos. Gracias a los dispositivos tecnológicos, hoy en día es posible estar conectados 24×7, no importa dónde estemos.
  • Aprendé técnicas para relajarte. Las técnicas de relajación como yoga, de respiración profunda o taichí, ayudan a disminuir el ritmo cardíaco y la presión sanguínea.
  • Hacé algo que disfrutes. Despejar la mente con algún pasatiempo es una excelente forma para olvidarse de los problemas. Leer un libro, ver una película, jugar al fútbol o realizar tareas manuales son algunas de las muchas opciones entre las que podés optar. ¡Elegí la tuya y empezá hoy mismo!

Tener un organismo saludable es posible, solamente se requiere un poco de compromiso y constancia. Empezá de a poco, incorporando algunas estrategias para controlar el estrés en tu día a día y disfrutá mucho más tu trabajo en la ruta.

[Total:0    Promedio:0/5]