Familia del camionero, pilar del negocio.

Cada vez que un camionero sale de viaje deja en casa muchas cosas: preocupaciones, trámites pendientes, compromisos, entre otras. Pero lo más importante que deja son sus afectos.

En el rubro, todos coinciden en que la familia del camionero es un pilar fundamental, no solamente porque es la que les permite realizar su trabajo con tranquilidad sabiendo que la casa está bien cuidada, sino principalmente por el importante rol que tienen en la gestión del negocio.

Detrás de la historia de T-CARGO hay una persona que conoce muy bien el papel fundamental de la familia del camionero para el crecimiento de las pequeñas transportadoras. Marisa Maldonado, Chief Financial Officer y mentora de la plataforma, es hija de un camionero, por lo que experimentó en primera persona los desafíos de la actividad.

Sabemos que la experiencia de Marisa se replica en la de la mayoría de las familias camioneras argentinas, en las que los vínculos emocionales se entrelazan con los laborales para, gracias al compromiso y arduo trabajo, sacar adelante a la pequeñas y medianas transportadoras. ¿Cómo lo logran? Veamos… 

La familia del camionero, pilar en el negocio 

Buscar proveedores, hablar con el contador, hacer trámites en el banco o en la AFIP, realizar el seguimiento de los pagos de los clientes y buscar nuevas oportunidades de trabajo son algunas de las muchas tareas administrativas que hay que realizar para mantener en pie a las pequeñas transportadoras.

En muchos casos, principalmente en empresas con flotas de 1 a 5 camiones, son las esposas o los hijos los que se encargan de coordinar todas las gestiones administrativas, mientras el camión está realizando viajes. “Es muy importante ser organizado y meticuloso en el trabajo, porque la falta de precisión en el armado de los fletes y la coordinación de las rutas puede hacer que el camionero llegue tarde a eventos importantes, como el cumpleaños de un hijo o el brindis de Navidad o Año Nuevo”, ejemplifica Marisa.

Por eso, las familias de los camioneros son “multitasking” y dominan una variedad de habilidades que les permiten cumplir su trabajo exitosamente, consiguiendo que el negocio siga en pie.

La familia del camionero se encarga de las tareas administrativas del negocio.

3 habilidades claves para lograr una gestión efectiva

Para que las tareas que mencionamos antes (¡y todas las otras que no nombramos!) salgan bien es fundamental dominar una serie de competencias laborales. Te contamos 3 de ellas y algunos tips para desarrollarlas o mejorarlas.

Gestionar bien el tiempo

Ser ordenados y tener hábitos saludables de administración del tiempo es muy importante para optimizar el uso de este recurso tan escaso.

¿Qué hacer?

  • Dedicá los primeros 5 minutos del día para planificar el día y programar el siguiente, para no olvidarte de lo importante.
  • Hacele caso a tu biorritmo y aprovechá los periodos de máximo rendimiento para realizar las tareas más importantes o más complejas.
  • Agrupá los asuntos y acciones relacionadas entre sí.
  • Planificá siempre por escrito y, si es posible, utilizá una agenda informatizada.

 Mantener el orden

“Un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio”. Seguro alguna vez escuchaste este dicho y ¡qué verdadero que es! Se calcula que la gente emplea unas tres horas a la semana buscando cosas perdidas producto del desorden.

¿Qué hacer?

  • Reservá la superficie del escritorio para el material de oficina que se utiliza con más frecuencia.
  • Armá un archivo que funcione como recordatorio, con carpetas separadas por cada mes. Puede ser físico o digital, lo importante es que ordenes los documentos según su fecha.
  • Poné bandejas bien identificadas en el escritorio y sacá todo lo que no necesites de forma inmediata. Al final de la jornada, ordená el escritorio y dejalo preparado para el día siguiente. 

Saber establecer prioridades

Un problema bastante habitual es no saber decir “no” a distracciones y trabajar en base al gusto personal en lugar de la prioridad que tiene cada tarea. Pero, ¡a no desesperar! La distribución eficiente de las actividades es un arte, que puede dominarse si se ponen en práctica ciertas pautas.

¿Qué hacer?

Asignar el tiempo disponible a cada tarea considerando su orden de prioridad y urgencia, o sea, utilizar el tiempo en relación a la importancia de las actividades. Lo ideal es planificar el día o la semana y cumplir con los objetivos propuestos, porque tener el hábito de posponer o aplazar los trabajos de forma repetida es un desperdicio de tiempo.

Sin lugar a dudas la familia es una pieza clave para los camioneros, no solo por la contención afectiva sino también por el importante papel que cumplen en la administración del negocio.

[Total:1    Promedio:5/5]