Definir los indicadores logísticos es vital para brindar servicios eficientes.

“Lo que no se define no se puede medir. Lo que no se mide no se puede mejorar”. Esta frase, mundialmente difundida en relación a la gestión de la calidad en las organizaciones, evidencia la importancia de evaluar los procesos de las empresas, para saber si se están logrando los resultados esperados.

El objetivo de esta actividad es que las organizaciones desarrollen habilidades de gestión que les permitan cumplir los plazos de producción y entrega de sus productos o servicios, mejorar el rendimiento de los empleados, aumentar la competitividad organizacional y reducir los costos. Además, los procesos eficientes aumentan la satisfacción de los clientes y permiten que el negocio se destaque por sobre la competencia.

El monitoreo de la gestión se realiza a través de métricas. Los indicadores logísticos, conocidos como KPIs (Key Performance Indicators), permiten cuantificar el éxito de la organización, para saber cómo se están utilizando los recursos disponibles y qué rendimientos se están obteniendo en cada etapa del proceso operativo. 

¿Cómo medir?

Elegir los KPIs más apropiados para cada empresa requiere conocer muy bien su mercado, público objetivo y competencia. Por este motivo, no existe un listado fijo e inamovible de indicadores logísticos, sino que cada compañía puede definir métricas diferentes, que tengan sentido para su situación particular

Para comenzar, hay que reconocer la importancia de la medición de la gestión. Este paso es crucial para contar con el apoyo de la alta dirección durante todo el proceso.

Luego, es necesario detenerse a establecer los indicadores relevantes para la empresa, definir cómo van a recolectarse y compilarse los datos, y diseñar los métodos de procesamiento y análisis.

Para ser efectivos, los indicadores deben estar relacionados con la misión, visión estratégica y factores de competitividad, y sus objetivos deben cumplir con la regla que se conoce como “SMART”, esto es ser específicos, medibles, realizables, realistas y limitados en el tiempo.

También es importante que se enfoquen en la acción, para que los trabajadores puedan mejorar el resultado de los indicadores mediante su trabajo, y que sean comparables, para poder medirse también con la industria.

¿Qué indicadores logísticos hay que medir?

¿Qué medir?

Como mencionamos en el párrafo anterior, la definición de los indicadores logísticos aplicables a cada empresa es variable. Existen diferentes tipos, en función de lo que estén midiendo, por ejemplo, productividad, inventario, calidad, servicio o suministro.

Estos son algunos de los KPIs más utilizados para controlar el rendimiento en la cadena de suministro.

  • Control de stock

Permite disponer de los productos requeridos por los clientes, en el momento y lugar adecuados, al tiempo que se minimiza el costo de mantener el inventario. Este indicador logístico ayuda a mantener la precisión y fiabilidad de la información del inventario, evitando la colocación de pedidos cuando no hay stock del producto.

  • Lead Time

Mide los días que se demora en entregar una orden al cliente, desde el momento en que éste realiza el pedido. Permite evaluar la eficiencia del proceso y averiguar si hay cuellos de botella por resolver.

  • Takt Time

Es la tasa de producción necesaria para satisfacer la demanda. Corresponde al ritmo que debe seguir la producción para cumplir con las exigencias de los consumidores.

  • Plazo de entrega

Es el número de días entre la fecha de expedición de un pedido y la fecha de entrega del mismo en las instalaciones del cliente. Dado que entregar los pedidos a tiempo es uno de los objetivos principales del negocio, este índice es uno de los más importantes para evaluar la capacidad de la empresa para cumplir con los plazos prometidos.

Medir los KPIs ayudan a mejorar la productividad.

  • Costos operativos

Este indicador ayuda a saber cómo son los costos de operación. Puede desglosarse en costo de transporte, por bulto, por envío, de almacenamiento y otras aperturas que ayuden a optimizar los gastos.

  • Satisfacción del cliente

Dejar a los clientes satisfechos es esencial para la continuidad del negocio. La visión del cliente es un indicador de calidad muy importante y, además, es una de las mejores formas de analizar el proceso logístico en su conjunto.

La definición de indicadores de desempeño logístico es clave para monitorear el progreso de la empresa y un paso fundamental para alcanzar la optimización de los procesos y aumentar las posibilidades de crecimiento del negocio.

[Total:1    Promedio:5/5]