Tips para sobrellevar el mal clima en la ruta.

Todos los choferes de camiones han tenido que enfrentar condiciones climáticas adversas en algún momento de sus carreras. Si no te sucedió aún, es probable que lo experimentes en el futuro.

El mal clima puede ocasionar situaciones de riesgo para la seguridad de los conductores y los vehículos, por eso, cuando se anticipa el mal tiempo y se toman las medidas preventivas adecuadas no solo puede salvarse la mercadería que se transporta, sino también la salud y hasta la vida de los choferes.

5 buenas prácticas para enfrentar el mal clima arriba del camión

  1. Planificá tu viaje

Anticipá posibles incidentes que pueden afectar el recorrido del camión averiguando el pronóstico del tiempo, utilizando informes meteorológicos o aplicaciones en tu celular. También es útil ubicar las áreas de servicio en el mapa, para saber dónde podés detenerte en caso de mal clima.

  1. Verificá el vehículo antes de partir

La mayoría de los fabricantes de camiones sugieren cumplir con una serie de revisiones antes de iniciar cada viaje, que permiten saber si el camión está en condiciones de salir a la ruta.

Limpiaparabrisas. Comprobá que las escobillas no estén gastadas y que sean capaces de limpiar el parabrisas correctamente.

Llantas. Controlá que las llantas no estén demasiado gastadas. Verificá que el nivel de aire de los neumáticos sea el indicado por el fabricante y no te olvides de revisar el estado del neumático de repuesto.

Luces. Verificá que todas las luces del vehículo estén limpias y funcionen correctamente.

Al conducir, prestá atención a las señales de advertencia y los indicadores, especialmente el indicador de temperatura. 

Verificar el vehículo antes de partir ayuda a estar seguros si hay mal clima.

  1. Redoblá el cuidado en el manejo

Aunque parezca obvio, en condiciones climáticas adversas hay que extremar los cuidados en la forma de conducir. Por ejemplo, es importante moderar la velocidad, ya que la tracción disminuye significativamente en condiciones climáticas adversas, así que es importante manejar con calma en áreas potencialmente peligrosas. También se requiere tener cuidado con los frenos. Frenar y acelerar ligeramente reducirá la posibilidad de que sus ruedas giren fuera de control en condiciones resbaladizas.

  1. Llevá un kit de emergencia

Un buen equipo para emergencias debe contener:

Kit de emergencia recomendado para el mal clima en viaje.

  1. Aumentá la distancia de seguridad entre vehículos

Las distancias de seguridad, que permiten frenar en caso de necesidad, son clave para prevenir accidentes cuando el clima es adverso. En calzadas mojadas y cuando hay poca visibilidad, la distancia de seguridad debe duplicarse, con relación a condiciones normales. 

Por ejemplo, a una velocidad de 90 km/h se requieren 162 metros de distancia de seguridad, para disponer de un margen de maniobra que permita reaccionar a tiempo. Cuando se maneja en una ruta seca, la distancia sugerida es de 81 metros.