Los camiones pueden sumarse al transporte en colaboración.

T-CARGO, la primera plataforma de transporte colaborativo, ya superó los 150 transportistas registrados, entre los que hay camiones de cuentapropistas y empresas transportadoras con flotas chicas, medianas y grandes. Gracias a la amplia base de proveedores registrados es posible transportar una gran variedad de cargas, generales, secas, refrigeradas, peligrosas y a granel, entre otras.

La aplicación está destinada al transporte de mercaderías, ya sea en cargas consolidadas o utilizando camiones completos. El mínimo de carga permitido para operar es de 2 pallets y pueden registrarse como transportistas los camiones que cumplan con un mínimo de 9 toneladas.

Los camiones que pueden sumarse al transporte en colaboración

T-CARGO posee como usuarios a camiones de diferentes tipos, preparados para responder a la demanda de dadores de cargas de diversas actividades productivas que buscan agilizar su operación logística, sumando tecnología a los procesos de contratación y gestión del transporte de cargas.

Camiones habilitados para operar en T-CARGO

Propuesta de FADEEAC para la regulación de los tipos de camiones

El constante aumento de los costos directos e indirectos asociados a la actividad logística es uno de los principales problemas que enfrenta actualmente la actividad que, como consecuencia de esta situación, está viendo reducido cada vez más el volumen transportado y perdiendo rentabilidad.

En este contexto, la FADEEAC (Federación Argentina de Entidades Empresariales del Autotransporte de Cargas) presentó recientemente una propuesta para aumentar la capacidad en los vehículos de carga. Según se lee en su página web, se trata de una serie de medidas escalables, implementables a corto plazo y que están al alcance de la gran mayoría de los transportistas.

Las adaptaciones propuestas por la organización, si bien requieren inversiones para modificar los vehículos existentes, tienen en cuenta la necesidad de ofrecer mayor seguridad aumentando al mismo tiempo la capacidad operativa. La clave de la propuesta está en elevar el techo de 45 toneladas para combinaciones de vehículos, lo que actualmente limita el uso de configuraciones más estables debido a que no son rentables. Además, propone la incorporación de tecnología vehicular más moderna, segura, ágil y eficiente con el medio ambiente.

[Total:0    Promedio:0/5]