Una flota conectada permite la trazabilidad integral del proceso logístico y un seguimiento de los bienes.

El transporte por carretera de Argentina se une al Convenio TIR, Convenio Aduanero relativo al Transporte Internacional de Mercancías, el próximo 30 de abril. La incorporación, aprobada en julio del año pasado mediante la Ley 27.448 y aceptada a fines de octubre por la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas (UNECE), incorpora a nuestro país a la lista de 76 naciones firmantes y permitirá acelerar el tránsito en las fronteras, contar con procesos digitalizados y favorecer la competitividad del TAC.

El sistema TIR simplifica los procesos del tránsito internacional gracias a la incorporación de un documento aduanero común -el carnet TIR-, un sistema de garantía internacional para la carga, que es un reconocimiento mutuo de los controles aduaneros y contenedores seguros para los vehículos. Como resultado, se reduce considerablemente la carga administrativa manual que deben llevar a cabo las autoridades y las empresas logísticas que se reemplaza por códigos QR que aportan la información sobre qué se transporta, su origen y destino, entre otros datos fundamentales para la transparencia de la actividad.

Eficiencia logística gracias a la tecnología

Hacer más eficaz, sustentable y económico el desplazamiento de las personas y el traslado de las mercaderías es uno de los objetivos de las ciudades inteligentes. Para lograrlo, estas aprovechan las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) aplicadas al transporte y la logística, generando importantes beneficios para la propia actividad y también para los usuarios.

El ingreso al convenio TIR es un paso muy importante en este plan de optimización del transporte automotor de cargas. El desarrollo del sector, gracias al aporte de tecnologías de vanguardia como el Internet de las Cosas, el Blockchain, el Big Data y el Machine Learning, impulsará el crecimiento del negocio logístico en los próximos años, permitiéndole optimizar los recursos y aumentar la productividad.

Por ejemplo, una flota conectada permite la trazabilidad integral del proceso logístico y un seguimiento de los bienes más predictivo, rápido, preciso y seguro. Además, teniendo certeza de la ubicación de los camiones, se pueden mejorar los tiempos de entrega y la comunicación con los clientes, aumentando la satisfacción de los consumidores.

La tecnología impulsa el crecimiento del negocio logístico, permitiéndole optimizar los recursos y aumentar la productividad.

Tendencias que marcarán al transporte en los próximos años

Telemática

Permitirá que los dispositivos móviles sean controlados a través de controles y el tablero de los vehículos, permitiendo el aprovechamiento de la potencia de la computadora y la conectividad incorporada en los teléfonos inteligentes de sus conductores.

Vehículos conectados

En unión con los vehículos automatizados podrían converger hacia una nueva categoría, los vehículos conectados y automatizados (Connected and Automated Vehicles – CAV), que podrían reunir los beneficios de ambas tecnologías y conducir con mayor seguridad y eficiencia.

Vehículos autónomos

Emplearán una combinación de sensores, cámaras, radares, GPS de alto rendimiento, detección y determinación de la luz (LIDAR), inteligencia artificial (IA) y Machine Learning (Aprendizaje Automático), para alcanzar sus respectivos niveles de autonomía.

Camiones autónomos

La industria de camiones tiene el potencial de crear vehículos que pueden conducirse de forma independiente, mejorando considerablemente la productividad y bienestar.

 

 

Fuente: “Internet de las cosas y Big Data en el mundo del transporte y la logística”, Universidad Nacional de San Martín, 2018.

[Total:1    Promedio:4/5]