Las TIC permiten optimizar el uso y la gestión de los recursos para lograr una agricultura sostenible.

La campaña de trigo 2018/2019 acaba de cerrar con un total de 19 millones de toneladas recolectadas, según valores publicados por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. Además, el cereal se está comercializando a un precio histórico, que podría totalizar una recaudación bruta de 4.450 millones de dólares. El mismo escenario récord se augura para el maíz, la soja y el girasol ya que, según el Panorama Agrícola Semanal de la BCBA, conseguirían superar las 100 millones de toneladas durante el ciclo 2018/2019.

El campo es un engranaje fundamental de la economía argentina: según la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) genera 1 de cada 6 puestos de trabajo privados y es la actividad mediante la cual ingresan 7 de cada 10 dólares de las exportaciones totales del país. Por el efecto derrame que tiene el sector en toda la economía, se vuelve vital mejorar la productividad y eficiencia de las operaciones.

Agricultura inteligente

Las tecnologías de la información (TIC) permiten optimizar el uso y la gestión de los recursos en pos de una agricultura sostenible. En un campo “conectado” y potenciado por las nuevas tecnologías, como la robótica, los drones y los vehículos autónomos, los procesos se monitorean en tiempo real y se genera información que posibilita una producción más eficiente, mayor calificación del personal y menor daño a los cultivos. El uso de drones, por ejemplo, permite monitorear plagas, la deficiencia hídrica y fallas en la siembra, a bajo costo. La agricultura inteligente también utiliza la navegación satelital, la inteligencia artificial y otras herramientas para cultivar de forma más eficiente y sostenible.

El uso de drones permite monitorear plagas, la deficiencia hídrica y fallas en la siembra a bajo costo.

T-CARGO y el campo

La innovación tecnológica también está presente en el sector logístico, con herramientas que permiten potenciar las operaciones. Ese es el caso de T-CARGO, plataforma de transporte colaborativo enfocada en el transporte automotor de cargas. Esta aplicación ofrece funciones inteligentes e integradas para acompañar a emprendedores y grandes empresas con recursos de innovación que ayudan a mejorar los resultados de las operaciones.

La interacción de tecnologías innovadoras, soluciones en la nube, internet de las cosas y big data, posibilita a T-CARGO actuar de forma inteligente a partir de la experiencia de uso de los usuarios. En un futuro podrá, por ejemplo, sugerir el precio del flete para las rutas más frecuentes, en base al historial de operaciones acordadas por las partes.

Además, T-CARGO brinda otras ventajas:

  • Condiciones de operación flexibles, que facilitan el “match” entre los transportistas y los dadores de cargas y la consolidación de fletes
  • Generación de una base histórica de operaciones que puede consultarse en el momento que sea necesario
  • Búsqueda inteligente, para aumentar la eficiencia del trabajo
  • Acceso a planes de financiamiento y pago electrónico, que garantiza el cobro cierto y seguro
  • Ranking de usuarios y confección de listados de confiabilidad

T-CARGO actúa de forma inteligente y aprende de su propia experiencia.