La tecnología es una de las mejores aliadas de transportistas y dadores de cargas para evitar los robos y hurtos en las rutas.

La seguridad es uno de los desafíos que tiene que enfrentar el transporte automotor de cargas. En la actualidad, las empresas transportadoras disponen de una variedad de herramientas y soluciones tecnológicas que le facilitan la gestión de riesgos a la seguridad y maximizar la prevención de robos y hurtos en las rutas. ¿Cuáles son? En este artículo de T-CARGO te lo contamos.

Es un hecho que las rutas, como cualquier espacio público, poseen riesgos. El más habitual es el de accidente viales, pero el más temido es otro: la inseguridad. Por eso, tener un buen plan de seguridad integral, que minimice las posibilidades de sufrir robos y hurtos en las rutas es un desafío que todas las empresas transportadoras deben afrontar. Este tema también es una preocupación primordial para los dadores de carga, que depositan en manos de los transportistas sus bienes de gran valor económico.

La tecnología es una de las mejores aliadas de transportistas y dadores de cargas para ganarle a la inseguridad en todo sentido. Y, si bien en algunos casos es necesario pensar en una inversión importante, también existen una serie de medidas que pueden ser tomadas sin necesidad de invertir presupuesto extra. A continuación enumeramos las principales.

3 estrategias para prevenir robos y hurtos en las rutas

1. Usar plataformas y tecnologías seguras

Las plataformas tecnológicas y aplicaciones móviles están cada vez más presentes en todas las actividades de la vida cotidiana y también del trabajo. El comercio electrónico crece exponencialmente, gracias al aumento de la cantidad de personas que se anima a comprar productos y contratar servicios 100% online. En 2017 se vendieron por internet casi 11.000 productos por hora, totalizando en el año 96 millones de artículos vendidos, por un valor de $156.300 millones.

Para los usuarios es muy importante sentirse seguros y para las empresas es vital brindar confianza y trabajar para que sus sitios web y aplicaciones sean seguras.

¿Qué significa que una página es segura y cómo identificarlas?

Básicamente es la garantía de que la información que se transmite desde esa red no puede ser interceptada ni modificada por externos. Esto se logra incorporando los denominados protocolos SSL (Secure Sockets Layer), que garantizan que los datos compartidos entre el servidor web y los navegadores se mantienen confidenciales e íntegros. Como usuarios, sabemos que una página es segura si en la barra del navegador vemos que el nombre de la página comienza con https://. La “s” significa que es segura.  

Otro factor a considerar son los términos y condiciones que usan las empresas para visibilizar datos sensibles desde el punto de vista de la seguridad. En este sentido, como regla general, los e-commerce y plataformas de comercio colaborativo muestran de forma pública solamente la mínima información que los usuarios necesitan para transaccionar. Los detalles de las operaciones solamente son conocidos por las partes involucradas.

Los GPS y tecnologías similares hacen que hoy en día sea muy fácil trabajar con camiones 100% conectados a Internet.

2. Conectar la flota a internet

Las tecnologías de vanguardia, como el Internet de las Cosas, hacen posible que hoy en día sea muy fácil trabajar con camiones 100% conectados a Internet, ya sea mediante dispositivos instalados en fábrica como accesorios adosados por los dueños.

Este tipo de tecnología incorpora funcionalidades como llamar automáticamente a las autoridades en caso de riesgo, tomar decisiones automatizadas cuando se presentan una serie de circunstancias pre definidas, monitorear en tiempo real al transporte desde la base de operaciones y controlar el desacoplamiento del remolque a distancia para poder controlar la carga transportada, entre otras funciones.

Los dispositivos GPS y otras tecnologías de rastreo, por su parte, permiten automatizar el sonar de una alarma y aviso remoto en el caso que un vehículo sufra un intento de robo. También se existen instrumentos que permiten bloquear el arranque del motor de forma remota y avisar al conductor si el vehículo se mueve o si está estacionado en una zona no habitual.

3. Planificar correctamente las rutas

Las tecnologías que mencionamos antes también permiten optar por rutas que sean eficientes y más seguras, pudiendo elegir caminos alternativos en el caso de encontrarse con situaciones de peligro.

En este sentido, otra buena práctica es elegir bien el lugar de estacionamiento. Es importante estacionar en zonas que cuenten con vigilancia y acceso controlado o restringido.