Cada vez más personas toman conciencia de la importancia del cuidado del planeta y muchas de ellas toman en cuenta este compromiso para elegir las marcas que consumen. Por eso, está creciendo la cantidad de empresas sustentables, que buscan posicionarse gracias a sus procesos, productos y servicios “verdes”. En este artículo de T-CARGO te contamos qué está haciendo la tecnología para brindar soluciones y herramientas que faciliten las tareas de las empresas sustentables.

¿Qué características poseen las empresas sustentables? La principal es un interés equilibrado, orientado lógicamente a obtener beneficios económicos, pero sin afectar negativamente al medio ambiente y a las personas.  Podríamos decir que las identifican palabras como bienestar, calidad, impacto social y ambiental y desarrollo social y económico.

Una empresa no es sustentable porque realiza acciones esporádicas de ayuda a la comunidad o cuidado del planeta. Lo es cuando su cultura empresaria se propone impactar positivamente en el medio ambiente y en las sociedades en las que desarrollan sus actividades, y sus políticas y planes de trabajo a largo, medio y corto plazo son acordes a estos objetivos. Y, por supuesto, también son rentables, porque las metas mencionadas antes de ninguna forma merman su productividad.

¿Cuál es el escenario en el transporte de cargas? ¿Puede la tecnología allanar el camino de las transportadoras que se proponen ser eficientes y a la vez un agente de cambio ambiental? Esas son las preguntas que respondemos a continuación.

Las empresas sustentables se afianzan gracias a la innovación tecnológica

Según la 4ta Encuesta de situación de la logística y sustentabilidad, realizada por el Observatorio de Logística y Sustentabilidad del ITBA en el año 2017, se utiliza en Argentina cierto grado estrategias de sustentabilidad en el transporte. El 78% de las fuentes consultadas dijo tener procesos que optimizan las rutas y casi el 70% expresó realizar un correcto mantenimiento preventivo de las unidades.

Las dos buenas prácticas mencionadas en el párrafo anterior contribuyen de forma muy efectiva a que la industria del transporte de cargas esté constituida por empresas sustentables. Y, cómo este objetivo se está extendiendo cada año que pasa, las empresas tecnológicas se enfocan en desarrollar herramientas que brinden soluciones al respecto.

De esta forma, buenas prácticas y estrategias asertivas se potencias con la ayuda de la tecnología. ¿Cómo? A continuación, tres ejemplos.

Optimización de ruteos

La organización de las rutas es una tarea que desafía la paciencia de todas las transportadoras. Independientemente de la estructura que posea el equipo, definir la ruta más óptima para cada camión es una de las tareas más críticas del transporte de cargas.

Una ruta bien organizada permite realizar las entregas ahorrando tiempo ocioso o perdido. Para conseguirlo, el operador conjuga una amplia serie de variables que impactan en las entregas. Horarios en los que los depósitos o clientes están habilitados para operar, condiciones del tránsito, direcciones correctas, permisos de circulación de acuerdo al tipo de camión, entre otros, son los aspectos a considerar.

¿Qué pasa cuando no se logra conseguir la mejor ruta? Ante un intento fallido es posible que se requiera volver a realizar el flete, requiriéndose más horas de trabajo del transportista y más kilometraje conducido, que se hubieran ahorrado.

El mercado ya ofrece sistemas informáticos de gestión de flotas que utilizan tecnología de última generación y que optimizan la gestión de redes de distribución complejas.

¿De qué forma la optimizan? Incorporando en su inteligencia interna diferentes métodos de planificación de rutas y aportan seguridad y rapidez, permitiendo reducir los costos de operación.

Los sistemas tecnológicos de gestión de flotas optimizan la organización de las redes de distribución complejas.

Reducción de los fletes negativos

Los fletes falsos o negativos son el principal problema a resolver por las empresas sustentables. En Argentina, estos viajes sin carga son responsables de consumir más de 5 millones de toneladas de gasoil innecesario.

Apoyándose en la tecnología y mediante soluciones como las plataformas colaborativas, las empresas sustentables pueden publicar las rutas disponibles para contactar a clientes que estén buscando camión.

Una de las ventajas más destacables de este tipo de plataformas es que no requieren contratar un servicio con costo fijo ni instalar un software local. Se accede mediante cualquier dispositivo electrónico, en el lugar y horario que se necesite.

Mejoras en la eficiencia del consumo de combustible

El consumo improductivo de combustible citado en el subtítulo anterior tiene un impacto gravísimo en el medio ambiente: 30 millones de toneladas de CO2 al año. Según estos datos, no quedan dudas que reducir el combustible utilizado en la actividad es una meta prioritaria para las empresas sustentables.

En la encuesta del ITBA, menos del 50% de las empresas dijo trabajar en mejorar la eficiencia del consumo de combustible de sus vehículos. Sin dudas, se necesita más y la tecnología ya está disponible para colaborar.

Los Sistemas de Posicionamiento Global (GPS) no solamente permiten rastrear un vehículo para saber su ubicación en tiempo real, sino que también permiten analizar su rendimiento de combustible. El software de estos dispositivos incorpora la medición del control de manejo del conductor, que mide, entre otras cosas la velocidad de manejo, paradas y tiempos inactivos.

Los GPS permiten analizar el rendimiento de combustible, para optimizarlo.

Como vimos, la tecnología, en sus diferentes variantes, está a favor de las empresas sustentables, proponiendo soluciones para todas aquellas que quieran optimizar su productividad sin comprometer el destiño de las generaciones futuras.

[Total:0    Promedio:0/5]