En un entorno de alta competencia y constante incremento de los costos, lograr una operación eficiente es imprescindible para sobrevivir. Hay que sacar el mayor provecho posible a los recursos de la empresa y para ello las tecnologías de eficiencia tienen mucho que contribuir. ¿Cuáles son estos aportes? En este artículo te los contamos.

¿Qué es la eficiencia? De forma simple, es la posibilidad de lograr un objetivo usando la menor cantidad de recursos. Llevándolo al campo de la actividad del transporte de cargas, implica cumplir con una mayor cantidad de fletes utilizando menos horas hombre, circulando menos cantidad de kilómetros y optimizando el gasto de combustible y otros insumos.

En resumen, se trata de mejorar el control de la flota de vehículos aumentando la productividad. ¿Cómo se mejora la productividad y qué soluciones tienen para dar las tecnologías de eficiencia? Seguí leyendo para enterarte.

Optimizá procesos y gastá menos recursos aprovechando al máximo las tecnologías de eficiencia

La productividad es la relación que existe entre los recursos que se invierten y los beneficios que se obtienen. Cómo dijimos antes, esta relación mejora si la empresa obtiene mayores retornos a partir de los mismos o incluso menos recursos.

Este es el punto en el que aparecen las tecnologías de eficiencia como la alternativa con más prospección, por su capacidad de aportar soluciones reales y prácticas. Porque, en definitiva, eso es lo que todos queremos de la tecnología: facilidad de acceso y de uso.

Tanto si sos un dador de carga como un transportista, querés que tus procesos de trabajos sean ágiles, que no sean repetitivos y que se resuelvan en el menor tiempo posible. Y estas necesidades se hacen más importantes si sos un agente de carga, que diariamente interactúa con diferentes clientes y proveedores.

En este sentido, cuánto más se pueda automatizar y controlar mediante la tecnología, mejor. Además del tiempo que se ahorra, se reduce el error humano, que es el principal responsable de complicaciones y desvíos en los procesos de calidad.

Pensá en modernizarte e innovar

El primer paso que tenés que llevar a cabo es analizar los procesos de trabajo actuales. Buscá cuales son los principales problemas a los que te enfrentás con mayor frecuencia y pensá qué aspectos podés mejorar en la gestión organizacional para reducirlos. En este punto es importante que no pienses en las personas que los llevan a cabo, sino en los procesos en sí.

Por ejemplo, ¿cada vez que tenés que enviar tus productos a otra provincia tenés que llamar a diferentes transportadoras para conseguir un lugar en un flete? Si es así, seguramente tu personal dedica muchas horas a buscar los contactos de las empresas que podrían proveer el flete y a llamar una por una para pedir presupuestos. Y no termina allí, una vez contratado el servicio, hay que hacer un seguimiento del mismo, constatar que haya llegado de forma correcta, realizar el pago, etc.

Si este largo y tedioso proceso manual puede realizarse aprovechando las ventajas de las tecnologías de eficiencia, el trabajo es mucho más sencillo y agradable. Existen plataformas de tipo colaborativo que proveen una herramienta muy útil, en las que se puede cargar el pedido de flete en pocos minutos, realizar las negociaciones con el transportista de forma segura y trackear el flete en todo momento, para saber el estado del recorrido.

En T-CARGO ofrecés o pedís un flete en minutos, negociás la operación y haces un seguimiento en tiempo real.

Aprendé a administrar el tiempo

Otro aspecto importante en torno a la búsqueda de productividad es administrar bien el tiempo. Esto implica que sepas organizarte, planificar y priorizar tareas y objetivos. Las tecnologías de eficiencia ayudan a minimizar el papeleo y el tiempo perdido cuándo no podés ubicar a tu interlocutor para coordinar una entrega, entre otros inconvenientes.

Elegí métodos de comunicación estratégicos

Trabajando dentro de una plataforma colaborativa desaparecen los emails y llamadas telefónicas de confirmación, porque todos los mensajes quedan guardados y a la vista de las partes intervinientes. Y otra ventaja no menor es que te permiten olvidarte de las agendas y los lugares de trabajo fijos: podés acceder a la plataforma desde cualquier celular, Tablet o computadora, en cualquier momento y lugar.

Además, se mejora la calidad de la comunicación. Cuando pensamos en quiénes son los receptores de la información solemos analizar la confidencialidad. ¡No te quedes ahí! Para que la comunicación sea realmente efectiva, todos los involucrados deben recibir avisos oportunos.

Como se puede ver en los ejemplos de este artículo, las tecnologías de eficiencia son grandes aliadas del transporte automotor de cargas y están formando parte de la transformación digital del sector.

Soluciones como T-CARGO están aprovechando las nuevas tecnologías y tendencias para ayudar a que el trabajo de quienes transportan sea más simple y con una mejor calidad de vida.