Según cifras de la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA), en la República Argentina el parque automotor de transportistas de carga cerró el 2017 con casi 680 mil unidades. Fue, además, un año de boom de ventas. Este gran volumen de mercado tiene sentido, si se considera que el 94% de los bienes se transportan en el país usando camiones.

La demanda de transportistas existe y también la contraparte proveedora de fletes está lista para trabajar. El desafío es lograr que ambas partes entren en contacto de manera rápida, sencilla y competitiva.

Para esto, la logística del siglo XXI requiere rodearse de una combinación de herramientas innovadoras, tales como sistemas de rastreo y seguimiento, inteligencia artificial y conectividad. ¿Qué tipos de soluciones aporta la tecnología a lograr este objetivo? Seguí leyendo este artículo y enterate.

La economía colaborativa llega para mejorar la forma de trabajo de los transportistas

La economía colaborativa es aquella actividad comercial en la que dos o más individuos interactúan, conectados a través de medios tecnológicos, para satisfacer sus necesidades. Este tipo de interacción comercial se encuentra en la actualidad en un estado de crecimiento sin aparente techo.

Según la revista Forbes, este tipo de comercio de bienes y servicios movió el año 2013 más de 3.500 millones de dólares. El rápido crecimiento de esta forma de comerciar es resultado de sus beneficios. Entre las ventajas que da a los intervinientes se destacan la confianza, un mayor aprovechamiento de los bienes producidos y una reducción de desperdicios y consumo innecesario.

Hoy en día se puede conseguir prácticamente cualquier bien o servicio mediante el comercio colaborativo, desde hospedar a la mascota en la casa de un cuidador cuando nos vamos de vacaciones hasta encontrar un chef que se especialice en el tipo de comida que queremos ofrecer en nuestro próximo evento. En el rubro del transporte automotor de cargas, también existe una herramienta tecnológica que une a transportistas con empresas dadoras de carga.

Ventajas de la tecnología para unir a transportistas con quienes necesitan transportar

Las herramientas tecnológicas aplicadas a la gestión del transporte automotor de carga poseen muchas ventajas por sobre la operación tradicional. A continuación narramos las tres principales.

Gestión de operaciones desde un único lugar

Las empresas y personas con necesidad de transportar sus productos suelen contratar diferentes transportistas, de acuerdo a la conveniencia o necesidad de cada operación. Así, resulta muy complicada la gestión de las operaciones de los proveedores, que suele realizarse de forma manual y sin apoyo de algún sistema que centralice la información.

Apoyarse en una herramienta tecnológica que integre a los diferentes transportistas permite optimizar la búsqueda y asignación de cargas a partir de diferentes parámetros valorados por los dadores de carga, como son, precio, valoración del transportista, disponibilidad y otros. Además, suma la posibilidad de hacer un seguimiento de las contrataciones, disponer de una base de datos histórica y realizar pagos de forma segura.

Confianza

Una de las virtudes más valoradas de las plataformas de economía colaborativa es la generación de confianza entre los actores del intercambio. Cada contratación finaliza con la calificación de los transportistas y los clientes y así se genera una reputación basada en experiencias reales. Bien usadas, este tipo de calificaciones brinda a los futuros usuarios una base de información que les sirve de referencia para elegir un proveedor o aceptar un cliente.

Información útil

Todo lo que sucede dentro de una plataforma tecnológica queda guardado en bases de datos que los usuarios pueden consultar cuando deseen. Esta información almacenada tiene el potencial de alimentar procesos de gestión de flotas o de seguimiento de transportistas y obtener información muy útil para la toma de decisiones o la mejora de los procesos de trabajo.

¿El vehículo realiza muchos viajes sin carga? ¿Cuáles son las rutas más frecuentes? ¿Cuál es la dispersión de precios entre los diferentes transportistas que ofertan el mismo servicio? Estas y muchas otras preguntas pueden ser respondidas a partir de la información recopilada por medios tecnológicos y, si se la analiza de forma efectiva, colaboran a la mejora de la eficiencia del transporte automotor de carga.